19 de noviembre de 2007

Signos Ascendentes


Ascendentes en los Signos


El punto ascendente es uno de los elementos mas importantes a tener en cuenta en el análisis de una carta natal ya que nos muestra la forma en la que vamos a expresarnos en el mundo exterior, como nos verán los demás, como iniciamos las cosas, nuestros gestos y hasta apariencia física, representando por lo tanto también nuestro cuerpo.
Astronomicamente es el punto mas oriental al momento de nuestro nacimiento, es decir es el signo que se elevaba sobre el Este en el horizonte al momento exacto en el que nacíamos.
Para saber cual es nuestro signo ascendente es fundamental saber con exactitud nuestra hora y lugar de nacimiento.



Ascendente en Aries






Con el Ascendente en este signo de fuego, eres espontáneo/a y honesto/a. Tienes confianza en ti mismo y en tu propia visión del futuro, y sientes la necesidad de expresarte y manifestar tu energía en el mundo. En consecuencia, también tiendes a ser impulsivo, de carácter fogoso, con un afán de renovación y el deseo de llevar siempre la delantera. Eres entusiasta y te resulta fácil arrastrar a otros. Sin embargo, tu tendencia a actuar primero y pensar después, te puede traer problemas. Trata de controlar tu impetuosidad y tomar las cosas con más calma. Difícilmente te avienes a las decisiones de otras personas, y la consecuencia de ello puede ser un exceso de tensión. Tu impaciencia con los demás puede ser causa de fricciones en tus relaciones personales, ya que muchas personas se irritarán y sufrirán tu falta de interés en sus planes e ideas. Aunque generalmente tienes muchas relaciones, y por ello puedes labrarte un buen entorno. Trabajas duro, y en caso necesario prefieres ser un pequeño jefe que una gran empleado, porque si hay algo que amas sobre todo, es tu independencia.
Te atraen con pasión las ideas nuevas y el progreso. Siempre sigues adelante, a veces quizá sin reflexionar, aunque también guiado por una gran intuición, debiendo tomar decisiones inesperadas, casi siempre con éxito. Tal vez, tu mayor fuerza sea tu capacidad de captar lo esencial en cualquier situación, dejar lo secundario al lado e ir al grano. Pero, se debe cultivar la consideración por tu prójimo y darte cuenta de que no estás solo en el mundo.



Ascendente en Tauro







Con el signo Tauro ascendiendo en el momento de tu nacimiento, eres una persona que tiene los pies sobre el suelo y es digna de confianza. Buscas la seguridad y el confort, y con paciencia y persistencia sabes conseguir tus objetivos.
Quieres, para compartir tu vida, «un compañero/a fuerte», y tus amistades suelen ser personas intensas, y quieres además que sepan ser reservadas. Los secretos, los juegos de poder e intriga y las relaciones prohibidas te mantienen fascinado y envuelto. Te atrae una relación mientras sea intensa, mientras se da un contacto real y profundo con el otro, pero los celos y la posesividad pueden estar en la base de muchos de tus problemas personales.
No te interesan las cosas a medias; tus propósitos y objetivos son claros, y cuando te lanzas, lo haces a tumba abierta. No obstante, aunque parezca contradictorio, presentas cierta reserva y timidez a la hora de actuar en la vida, especialmente a la hora de enfrentarte a los demás, por lo menos de pensamiento. Tu tenacidad va siempre acompañada de prudencia, porque prefieres pisar sobre tierra firme.
Sabes aceptar las crueldades del destino y empezar de nuevo después de un fracaso. Te gustan los bienes materiales, y casi siempre sucumbirás a la tentación de acumularlos. Eres bastante ahorrador.
Sabes llevar perfectamente a cabo tareas que otros han concebido para ti, ya que la iniciativa y el espíritu emprendedor no son tu fuerte. Pero habrá que dejarte moverte según tus timepos y no imponerte un método y (sobre todo) una velocidad determinadas. Tienes tu propia línea de conducta y quieres seguirla, ya que no te gusta cambiar tus costumbres.
En resumen, hay que animarte para dar el primer paso, pero, una vez en movimiento, llegas hasta el final con valor y perseverancia. Y cuando expresas tu apreciación por algo o alguien, puedes facilitar un sentido de estabilidad que es difícil de encontrar en este mundo.



Ascendente en Géminis

















En el momento de tu nacimiento ascendió el signo Géminis, el signo del comunicador y el comerciante, lo cual indica, astucia y destreza manual. Eres curioso e inquisitivo, y te gusta comunicarte con otra gente, ya sea hablando, escribiendo e incluso chismorreando; de cualquier forma te merece la pena. Nada mejor para ti que sumergirte en una conversación verdaderamente profunda y trasnochar hablando sobre el mundo y la vida.
Tu pareja tiende a ser el centro y fundamento en el que se basan tus aspiraciones y tu vida. Necesitas de una actividad sexual rica e intensa. Aunque, por supuesto, aprecias la belleza física, no es sólo el cuerpo lo que te interesa; exigirás que tenga una mente positiva, ágil, entretenida y profunda. Si no es así, puedes aburrirte y peligrará la continuidad de la relación. Tu mejor pareja será aquella que pueda contrarrestar tu tendencia a perderte en un laberinto de ideas o en una red de cosas sin ninguna trascendencia.
Posees una inteligencia «aguda», una gran facilidad y rapidez de comprensión, una notable facultad de palabra y una curiosidad que se extiende a todas las cosas. Tienes una facultad extraordinaria de asimilación, una sed insaciable de saber y gran sutileza mental. Siempre tienes en tus relaciones con los otros mucho tacto y cortesía. Evitas cuidadosamente herir los sentimientos de los demás (de la misma manera que no te gusta que te hieran ni que te provoquen). Eres bastante hábil y de gran destreza en las tareas que emprendes. Pero en todas tus actividades hay un cierto nerviosismo debido a tu tendencia a querer realizar demasiadas cosas a la vez.
En cuanto a los sentimientos se refiere, estos a veces no son muy profundos, ya que el aspecto afectivo no está tan desarrollado en ti.
Uno de tus principales defectos es la inconstancia. Te gustan demasiado los cambios para hacer durante mucho tiempo el mismo trabajo. Tiendes a disipar tus esfuerzos interesándote por todo sin profundizar en nada.
Tienes cierta tendencia a estar siempre preocupado por ti mismo. Tu tendencia a que un lado de tu mente no sepa lo que piensa el otro hará que las personas a las que les gustaría confiar en ti y creer en lo que dices se enfurezcan contigo. No es que seas intencionadamente mentiroso, pero...


Ascendente en Cáncer
















En el momento de tu nacimiento, ascendía el signo de Cáncer, también conocido como el signo del hogar, la familia y la madre. Te hace sensible a los sentimientos de los demás, y te otorga la habilidad de captar rápidamente el más mínimo cambio de humor. Cuando se trata de un ser querido, o las circunstancias te obligan, sabes adaptarte a ese cambio de humor para satisfacer las necesidades de la otra persona.
La vida para ti es, principalmente, una experiencia que hay que vivir y sentir y en la que te encuentras a ti misma, unas veces arriba y otras abajo. Buscas de tus amigos y compañeros consejo y guía. Quieres de tu pareja que sea capaz de darte una perspectiva global, una imagen completa de las situaciones y las cosas. Dependes del consejo tranquilo y disciplinado de un buen administrador, que es lo que acaban siendo tus compañeros muchas veces. Eres la persona en la que los demás confían. Te cuesta decir que no a lo que te piden, y ello puede hacer que, en ocasiones, tengas que soportar una pesada carga.
Estás marcada por una gran sensibilidad que se convierte fácilmente en timidez. Eres impresionable, y experimentas con fuerza todas las sensaciones provenientes del exterior. Te gusta la comodidad y las costumbres hogareñas. Sin embargo, y aunque parezca contradictorio, tienes ganas de vivir aventuras y sientes el imperioso deseo de viajar lejos, sobre todo por mar. Eres bastante reservada/o y un poco retraido/a, debido sobre todo a tu sensibilidad que te vuelve fácilmente susceptible (sientes bastante miedo a hacer el ridículo). Tienes demasiada tendencia a creer que se te quiere perjudicar , por tu excesivaa suscpetibilidad y falta de objetivida y ello te lleva a enfrentarte a personas que no quieren hacerlo. Vives más pensando en el pasado que en las realidades del presente.
Cuidado con el rencor y la manipulación.
A veces parece que disfrutaras de sufrir y de mostrar tu dolor.
A pesar de tu natural timidez, sabes ser tenaz como el agua que erosiona pacientemente las rocas más duras: las desgasta, las pule y termina venciéndolas. Es el arma más poderosa que posees y que te permitirá superar todos los obstáculos.


Ascendente en Leo














Con el Ascendente en Leo, un signo de fuego, eres vivaz, espontánea/o y optimista. También un poco orgullosa/o. Aparentemente, no te falta confianza en ti mismo y en tu propia visión del futuro, y sientes la necesidad de expresarte y manifestar tu energía en el mundo. Tienes un carácter generoso y eres amable con los demás, aunque, sin duda, aprecias ser reconocida por ello. Te gusta estar en el centro, porque sientes la necesidad de expresarte dramáticamente y llamar la atención. Por el otro lado, sabes transmitir tu entusiasmo y tu vitalidad a tu entorno y, de esta manera, animar a la gente y dar vida a proyectos.
Prefieres un compañero con grandes ambiciones y planes, capaz de soñar lo imposible. Las relaciones de persona a persona aparecen ante ti como un campo de entrenamiento para aprender a compartir y promover objetivos comunes, con lo cual neutralizas la tendencia que posees a centrarte demasiado en ti misma/o.
Posees un carácter noble y un profundo desprecio por todo lo oscuro y mezquino, las cuale consideras refugio de los mediocres.
Posees una fuerte naturaleza; por ello, sueles ser bastante despreciativa/o de los mas debiles o quejumbrosos.
Tus ataques de cólera pueden ser intensos y lo derriban todo a tu paso, pero no son duraderos, y olvidas y perdonas fácilmente.
Tienes una cierta necesidad de brillar que, a veces, puede hacer que los demás piensen que buscas los gestos más afectados y las actitudes más teatrales. Te gusta ayudar a los demás, ser útil y hacer buenas obras, pero quieres que las personas a las que ayudas se den cuenta de ello y que no parezcan ignorar lo que te deben. Por regla general, otorgas tu confianza a los que consideras dignos de ella. Eres justa/o con las personas a las que pides servicios, y nunca exiges cosas imposibles. Cuando haces el bien, es sin cálculos, y sin preocuparte por saber si sacarás algún provecho. Sólo te importa el agradecimiento, ser admirada/o, amado/a y el aumento de prestigio de persona honorable. A veces puedes mostrar una actitud extremadamente distante debido a esa inmoderada necesidad de respeto y a ese aire de dignidad.


Ascendente en Virgo


















Con el Ascendente en Virgo, las personas que llegan a conocerte tienen la impresión de que eres reservado/a, cautelosa/o y, en cierto modo, conservador/a. No sueles precipitarte, sino pensar y analizarrlo todo muy bien antes de actuar.
Uno de los temas centrales de tu vida es ser útil y servir a los demás. Eres una experta/o para los detalles, por lo menos a la hora de planificar y organizar, y sientes la necesidad de analizarlo todo, incluyéndote a ti misma/o. Prefieres estar con gente de espíritu humilde y compasivo, poco mundana y con gran sensibilidad.
Estimas la generosidad, y no te importa sacrificarte para ayudar a quien lo necesita. Echas de menos algo que quizá ni tú misma puedes definir bien, pero que tiene que ver con un ansia de contacto real y profundo. Siempre necesitas hacer algo o cuidar de alguien.
Tienes debilidad por los grandes soñadores, no puedes resistirte a ellos. Cuanto más imprecisos, mejor. Consideras que requieren tu ayuda, ya que te parecen incapaces de hacer algo por sí mismos. Consigues un gran equilibrio en tus relaciones debido a tu discriminación, sentido común y un sano respeto por la cautela y por los límites.
Tienes notables cualidades de orden, método y precisión, pero debes evitar a cualquier precio el exceso mismo de estas cualidades, ya que de otra manera te llevarían a la minucia y te harían ser maniática/o y puntillosa/o. Dotada/o de un sentido crítico muy desarrollado percibes fácilmente los defectos y las debilidades ajenas, una tendencia que deberías combatir.
Difícilmente te dejas llevar por impulsos que estén en contra de tus razonamientos. Analizas los sucesos con la fría precisión de un cirujano. Tu sentido común te hace buscar los medios más cómodos para alcanzar la meta que te has propuesto, con el menor riesgo y la mayor seguridad. Te desagrada actuar con prisas, y no te gusta dejar nada al azar. El trabajo ideal para ti es aquel que sigue un plan bien concebido y madurado largo tiempo. Una de tus mejores cualidades es la humildad, ya que casi siempre reconoces que aún te queda mucho por aprender y avanzar para mejorarte a ti mismo, lo cual te permite suprimir tu ego y mantener la autodisciplina en cualquier empresa por el bien de alcanzar un propósito mayor.


Ascendente en Libra

















El signo Libra ascendió en el momento de tu nacimiento, lo cual te otorga un fuerte sentido de unidad y justicia, especialmente en el campo de las relaciones humanas. Tu palabra clave es «busco la armonía» revelando tu sensibilidad a la belleza y lo estético.
Por otro lado, eres la típica persona de sociedad, una persona tan diplomática y educada que la gente a veces se pregunta si posees tu propio punto de vista. Tienes una habilidad natural para seducir a los demás. Tu trato es, sin duda, refinado; sin embargo, a pesar de tu aparente calma, prefieres compañeros que sean de cualquier forma excepto fríos. No puedes resistirte a la gente impulsiva y orientada a la acción, cuanto más atrevida mejor.
Una de tus mayores preocupaciones es solucionar los conflictos que puedan aparecer en tu vida: tu ideal es que reine la paz y el buen entendimiento. Esta pasión por la tranquilidad, te hace muy agradable en tus relaciones con los demás, pero la tendencia, a veces un poco excesiva, a la indolencia y a quedar bien con todo el mundo puede degenerar en una debilidad de carácter contra la cual tendrás que luchar. Tu mayor deseo sería que las relaciones humanas se desarrollaran sin roces gracias a reglas morales y leyes estrictas a las cuales todos se someterían voluntaria y alegremente. Tu naturaleza delicada y sensible te inclina a la búsqueda de un entorno armónico y selecto en el cual tengas la impresión de ser admirada/o y apreciada/o.
Por otra parte, tu atracción por el cambio, tu inconstancia y tu tendencia a quedar bien con todo el mundo, pueden volverte indecisa/o. Por ello, te sueles escabullir cuando llega el momento de concluir algo. De aquí proviene tu tendencia a la huida que hace que seas criticada/o por la gente de acción, que piensan que no sabes lo que quieres. Pero compensas este defecto por tu gran afabilidad de carácter, por un deseo constante de gustar y de no contrariar a nadie. El mayor peligro de esta actitud es que las personas más fuertes y voluntariosas que te rodeen abusen de tu tendencia a dejarte llevar y exploten descaradamente tu condescendencia, tu deseo de paz a cualquier precio y tu costumbre de aceptarlo todo.
Aunque presentas una apariencia de persona bastante superficial sueles ser más profunda de lo que pareces.
Probablemente poseas una gran cultura y te preocupes mucho por los buenos modales y mostrarte como una persona cortés y bien educada.
Tu vida está centrada en «tu relación primordial» (o en la carencia de esa relación), y sueles tener una visión de dicha relación bastante romántica. El matrimonio y las asociaciones juegan un papel importante en tu vida.



Ascendente en Escorpio



















Con Escorpio ascendiendo, te preocupan las cuestiones esenciales de la existencia, en particular las referentes a la vida, la muerte y la sexualidad, y tratas de penetrar profundamente es su misterio. Vives la vida con intensidad, lo cual se transmite a tu entorno, y la mayoría de la gente que llega a conocerte se siente atraída a estar en tu presencia. Tus ojos dan testimonio de tu magnetismo, tanto al nivel psíquico como físico.
Tiendes a establecer relaciones estables y duraderas, y tus compañeros a menudo tienen dinero, propiedades y tienden a ser posesivos respecto de tu atención. Tus emociones operan en profundidad y puedes esconder unos celos feroces (y a menudo indebidos). Ocultas tu yo en las relaciones. Sólo tu amante conoce cuan vulnerable eres en realidad. No es fácil desviarte del camino que te has trazado. Tus afectos y aversiones son espontáneos, intensos e irreductibles. Sabes amar con pasión, pero tu aversión puede ser igualmente intensa.
Tu espíritu realista tiende más a los hechos que a las teorías, y siempre te expresas sin rodeos y con cierta ironía. Existe en ti una doble tendencia: por una parte, un impulso a alcanzar cimas elevadas, a la investigación científica y a la «gloria», y por otra parte, instintos básicos que te pueden hacer celosa/o y vengativa/o, con un espíritu combativo y revolucionario utilizando medios extremistas.
Posees una capacidad de trabajo excepcional, y no te frena ninguna dificultad, ningún esfuerzo. Intentas siempre controlar tus impulsos y mantener un dominio sobre ti misma/o; estás en perpetua lucha con el aspecto inferior de tu naturaleza. Tienes miedo a soltarte y perder el control. Tu voluntad es tan potente que casi siempre consigues realizar tus deseos y llegar a la meta marcada.


Ascendente en Sagitario



















Sagitario, el signo del centauro o arquero, es también conocido como el signo del profeta o filósofo. Con el Ascendente en este signo de fuego, eres vivaz, espontánea/o y honesta/o. Te identificas con «la verdad» (según tu punto de vista) o una filosofía que te otorga un amplio marco para tu vida.
Tu manera de acercarte a los demás es abierta y directa, y de algún modo te las arreglas siempre para llegar al corazón de las cosas. Nada de rodeos. Todos saben que estás allí donde se encuentra tu corazón. Disfrutas de verdad con la charla y la estimulación mental, y sientes la necesidad de expresar tus pensamientos y convicciones, aunque a veces de una manera tan directa que puede herir los sentimientos de otros.
Tu naturaleza es doble: por una parte, presentas tendencias idealistas y te sientes atraída/o por el bien, por lo que es justo y elevado; por otra parte, sientes la necesidad de movimiento, la atracción por la aventura, por la vida libre y por los viajes.
Entablas fácilmente relaciones de amistad con personas seducidas por tu entusiasmo y tu buen humor comunicativo. Tu irresistible deseo de cambiar de ambiente y de atmósfera te hace apreciar cualquier modificación, incluso desfavorable, que se produzca en tu existencia. Prefieres una vida ajetreada y menos cómoda que un destino más brillante en la inmovilidad y el estancamiento. Te sientes constantemente «alegre», incluso aunque tengas que afrontar una y otra vez obstáculos y decepciones. Te sientes a tus anchas cuando tienes la oportunidad de predicar vigorosamente tus propias creencias como verdad universal (aunque de vez en cuando te muestras tolerante). Necesitas explorar la vida, mental y físicamente, siempre con el objetivo de expandir tu horizonte y mejorarte a ti misma/o y al mundo que te rodea.
Puede ser dificil el compromiso y la fidelidad en un vínculo afectivo. En realción a como nos relacionamos con los demás tambien hay que cuidar de no caer en dogmatismos.



Ascendente en Capricornio



















Con el Ascendente en Capricornio, las personas que llegan a conocerte tienen la impresión de que eres reservada/o, cautelosa/o y conservador/a. No sueles precipitarte, sino pensar muy bien antes de actuar. Lo que te interesa, sobre todo, son resultados prácticos.
A pesar de tus maneras tan dignas y graves, esperas un cuidado maternal de tu pareja y de tus compañeros. Tu espontáneo sentido para los negocios y tu naturaleza conservadora pueden sugerir que prefieres personas sobrias, incluso frías, pero éste no es tu caso. Te atrae la gente cálida, sensible y tierna, y nunca dejarás de lado un buen despliegue de fuerte emoción, aunque probablemente lo prefieras en la intimidad de tu hogar.
A pesar de que te resulta difícil admitirlo y demostrarlo, te encanta que te cuiden y te mimen.
Posees una mentalidad ambiciosa y prudente, pero no te aventuras por caminos arriesgados. Prefieres los caminos trillados en los que el andar es seguro y hay pocos riesgos, y sabes sacar partido de las circunstancias favorables y conseguir así, de forma lenta pero segura, tus objetivos. El ascenso social, la carrera, el éxito ejercen sobre ti una gran fascinación, y para alcanzar estas metas sabes imponerte los sacrificios y privaciones necesarios, por duros que sean.
También puedes ser dura/o con los demás y apoyarte demasiado en una actitud autoritaria para imponer disciplina. Recuerda que el arte de diplomacia suele ser más efectivo que la amenaza y el castigo. Tal vez te tomes las cosas demasiado en serio. La vida no consiste solamente en responsabilidades y disciplina, aunque una de tus cualidades destacadas es la capacidad de aceptar responsabilidad, incluso bajo gran presión, y sostener pacientemente y con persistencia un duro trabajo que dejaría a otros extenuados.


Ascendente en Acuario


















En el momento de tu nacimiento ascendía el signo Acuario, el signo del científico, lo cual revela tu constante búsqueda de conocimiento por medio de la experimentación objetiva. Te identificas con lo que sabes y, en el mejor de los casos, sabes también lo que no sabes; entonces serás algo más humilde que la mayoría de tus semejantes.
A parte del conocimiento, lo que también buscas constantemente es independencia y libertad de expresión, una actitud que te conduce frecuentemente a romper con todo tipo de tabú y costumbre. Siempre contemplas panoramas amplios, y los demás suelen sentir que tienes una visión completa de la realidad, incluso cierta percepción del futuro, de cómo serán las cosas algún día. Puede que te cuestiones si tu profundo compromiso con metas humanitarias puede dar cabida a algo tan personal como una relación, un amor real. Con todo, necesitas los lazos amorosos y familiares. Te atraen las personas cálidas, efusivas e, incluso, excéntricas. Sientes inclinación por el mundillo del arte y por gente un poco absorta en sí misma; quizá pretendes sacarles de ese estado y adaptarles a las exigencias del mundo real.
Tu sentido de la justicia te hace desear que reine la igualdad en el mundo entero, y tu espíritu está abierto a todo progreso que pueda contribuir a una mejora social y a aumentar el bienestar de tus semejantes. Pero eres lo que se puede llamar «un carácter de una sola pieza». Tanto tus simpatías como tus aversiones son definitivas y contundentes. Eres partidaria/o del «o todo o nada». No soportas las conciliaciones falsas, los compromisos y sobre todo lo que se denominan «arreglos amistosos».
A pesar de ser muy íntegro/a en tus opiniones y juicios, careces a menudo de adaptabilidad e indulgencia. En una palabra, no eres muy conciliador/a y, a menudo, te manifiestas con cierta intolerancia y brusquedad. Lo que resulta un tanto sorprendente es que, a pesar de todo, eres sociable y tienes bastantes amigos.
En tu vida privada, eres un tanto bohemia/o y te gusta la fantasía y el caos. Tiendes a no preocuparte demasiado ni por el orden ni por la disciplina. Esto explica que tengas una cierta inconstancia tanto en el plano material como en el sentimental. La necesidad de cambio así como la búsqueda de lo inédito son tendencias que tienes marcadas. Te interesan y te atraen todas las innovaciones e ideas progresistas.
En todos los campos tus ideas son generalmente vanguardistas, pues tienes una considerable intuición y un don para la paciencia que hacen que te anticipes a tu tiempo. Te interesas por las ciencias nuevas y también por los conocimientos antiguos; así como por los problemas sociales, con los que adoptan una posición claramente revolucionaria.
Tu apariencia puede resultar para los demás un poco «alocada». Percibes y comprendes las cosas de prisa, eres de mente rápida y aprendes con facilidad, lo cual puede resultar asombroso para tus amigos más lentos. Exhibes un frío desapego que puede resultar frustrante para las almas más sensibles; te conviene cultivar calidez humana y abrir tu corazón de vez en cuando.


Ascendente en Piscis


Piscis en el Ascendente te hace sensible, compasivo/a, emocional y siempre dispuesto/a a ayudar, sin sentir la necesidad de obtener reconocimiento público por la ayuda que prestas. Esa actitud altruista es noble, pero llevada al extremo, puede crear situaciones en las cuales otros se aprovechen de ti. Aunque tu deseo de complacer y sacrificar tus propios intereses es sin duda una característica laudable, existe el riesgo, debido a una falta de discriminación objetiva y desapegada, de que te dejes pisotear por personas sin escrúpulos. Además, esa propensión a una susceptibilidad abrumadora y la carencia de límites bien definidos puede significar que no sabes resistir el impulso de abandonarte a estímulos y sentimientos que, a la larga, son excesivos o imaginarios y pueden tener un efecto destructivo.
Debido a tu extrema sensibilidad tienes mucho de soñador/a, aunque debes tener cuidado en que tus convicciones idealistas y románticas no se vuelvan exageradas y te lleven al extremo de criticar y menospreciar aquellos que no están a la altura de tus ideales.
Tiendes a enamorarte de personas pragmáticas que tienen los pies en el suelo, y prefieres dejar todos los detalles prácticos de la vida a cargo de tu pareja o de tus compañeros. Te gusta que tus amigos te traten con amabilidad y estimas enormemente los desvelos y molestias que se toman por ti.
Perteneces al tipo de personas de las cuales dice el lenguaje popular que «se ahogan en un vaso de agua». Además, tienes cierta predisposición al ensueño y a evadirte de ti mismo/a, lo cual deberías contrarrestar mediante el cultivo de tus facultades racionales y, tal vez, buscando el consejo de personas más realistas. Pero eres muy compasivo/a con toda desgracia física o moral, y sólo pretendes apaciguar, socorrer y consolar, una cualidad humana que los demás valoran y respetan con toda sinceridad.

7 comentarios:

ms Yohana dijo...

Hola! Me parece interesante esto del signo ascendente. Es curioso, no creo mucho en esto de la astrologia pero me llama mucho la atencion, sobre todo la parte de los seres mitologicos y los signos.No soy de las personas q leen horoscopos pero si creo q el signo zodiacal define en gran parte la personalidad de cada quien. Soy sagitario...

ms Yohana dijo...

Hola! empezamos a discutir en el blog de paquito smallvillesp o algo asi. Soy yoguitika, y este es mi correo yoguitika@yahoo.com
Como q datos envio?
Chao

Chii dijo...

son acuario y esta exelente le llego a casi todo

Anónimo dijo...

Queria invitarte a formar parte de mi nuevo Directorio de Blogs : http://directorioblogo.blogspot.com/
Es para todo tipo de blogs, todos separando por temanticas similares lo que hace mas valioso el enlace. Ademas alli escribo una reseña del blog y pongo 2 enlaces hacia el.
Sea como sea espero que pases un buena dia
Saludos

Erika :) Por si quieres escribirme mi mail es ebize@area-ordenadores.com

Pd: Vistita tambien mis otros blogs:
Directorio de Webs Un directorio de Webs y Blogs de todo tipo de temanticas.
Directorio Esoterico Un Blog Directorio especializado en paginas webs y blogs esotericas, aunque tambien puede aceptar algunas de temantica general
Directorio Esoterico Un directorio de webs y blogs especializado en temanticas como el tarot y la adivinacion, tambien aceptamos blogs y webs de otras temanticas
Directorio Esoterico Un directorio especializado en paginas webs y blogs esotericas, aunque tambien puede aceptar algunas de temantica general

HardTerry dijo...

Yo soy Escorpio Ascendente Leo! :D, y es muy cierto la descripcion!

Anónimo dijo...

hola soy acuarino y me describe muy bien como soy!!!..ha una pregunta...como se llama la acriz de la foto en ascendente de acurio???

Astrofabio dijo...

hola es Charlize Theron con el pelo oscuro